sábado, mayo 31, 2014

BIOENERGIA EN SALUD

Sin Temor… Ni Favor…

Bioenergía en salud
 Luis H. Arthur S.
Desde ayer estoy inmerso en mi nuevo curso sobre sanación con la terapia de pares magnéticos, esta vez con bioenergía.  Es algo de lo ya he escrito anteriormente y sigo maravillado con los resultados, sobre todo con la tremenda posibilidad de poder sanar a distancia, con potencial equivalente a un tratamiento personal.  Cosa que la alopatía no concibe ni puede hacer.
Es importante notar que nadie sana a nadie.  Toda persona se sana sola, y que los terapeutas y médicos no hacemos más que ayudar al “médico interior” que todos llevamos dentro, para que la salud regrese a la persona, siempre y cuando ella realmente así lo quiera, pues aunque Uds. no lo crean hay personas que usan sus dolencias para llamar la atención y estar de alguna manera presente en el devenir familiar.  Estas personas, que lo mismo pueden ser niños que viejos, abundan mucho en cualquier parte, y hasta llegan cada día a inventar nuevas patologías para no perder esa vigencia que les es necesaria.
Lo bueno de la terapia que practico y ahora completo, es que no es invasiva en modo alguno, no requiere de quitarse la ropa, ni de medicamento ni nada olido, untado, tomado, inyectado para lograr increíblemente el retorno de la salud.
Nada es mágico, es un proceso físico eléctrico, inscrito en la física cuántica.  Hay veces que la cura es instantánea, otras tarda y requiere de varias consultas.  Por lo general todas se curan o se alivian, dependiendo de la edad, el tiempo de la enfermedad, etc.  Con la grandísima ventaja que no importa ningún otro tratamiento a que el paciente esté sometido, a excepción de quimio y radioterapias, y si no hace bien, no hace mal, ni tiene efectos secundarios.
Tan pronto se complete este último ciclo, debo presentar una tesis para optar por el título universitario que me acredite como Terapeuta.  El maestro es el mismo descubridor del par biomagnético que nos ofreció el primer nivel hace un año, el Dr. Isaac Goiz Durán, quien incansablemente se mueve por países de América y Europa, dando conferencias, cursos, recibiendo diplomas y reconocimientos de esta nueva tecnología que ya cumplió 25 años y que formará parte necesariamente de la medicina del futuro. 
A nuestro regreso al país, podremos seguir ofertando nuestros conocimientos y tratando con amor de ayudar a personas con enfermedades, algunas supuestamente incurables, tantos diagnósticos equivocados y operaciones innecesarias.
Mientras tanto, deséenme suerte y que todos salga bien.


domingo, mayo 25, 2014

RECORDANDO

Sin Temor …  Ni Favor…

Recordando…
 Luis H. Arthur S.
Hoy mi artículo pretende ser un homenaje a Minou y sus Ancestros.  Por su digna renuncia a ese partido de que se ha degradado tanto y ha dañado tanto a la sociedad.  No es de ahora que su familia no cabe en esa alianza para la estafa llamada PLD, hasta que antier ella reivindicara su casta y renunciara, que aunque para mi tardó mucho, pero a mi edad se que las cosas suceden cuando deben suceder, y debe ser felicitada y apoyada.   Gracias Minou por hacer que la esperanza no muera y por asumir nuevos sacrificios enmarcados en esa herencia de honor con la que eres privilegiada.  Te rindo tributo en este día de las Madres y hasta me atrevo a soñarte como madre espiritual de este pobre país, donde tus múltiples servicios entregados, palidecerán ante los que  recién empiezan en pos de ese ideal trunco que espera abonando ese laurel centenario que da sombra y cobijo a los tuyos.
Ante tal acción me permito reproducir estos dos artículos del 30 Abril y 1 de Mayo 2008 de cuando era columnista de El Caribe.



Sin Temor …  Ni Favor…
¿Nunca Más…?
 Luis H. Arthur S.
 Al borde de la carretera se distingue del entorno por cuidada, arbolada, llena de jardines, la casa que la viuda hizo construir, luego de la muerte del esposo y donde se trasladó con sus 4 hijas, buscando no estar tan aislada en tiempos tan difíciles.
En la esquina frontal izquierda de la propiedad se yergue un árbol de laurel centenario, inmenso, majestuoso, de un tronco muy grueso formado por varios otros que en conjunto y hermanados dan testimonio de unión. Este hermoso ejemplar, sin nadie saberlo entonces, estaba destinado a dar sombra al panteón donde hoy descansan veneradas Patria, Minerva, Maria Teresa Mirabal y Manolo Tavares, por siempre premiados y coronados por este laurel que simboliza el triunfo. Símbolo perpetuo de que la naturaleza también les rinde tributo vivo, siempre verde, vibrante y efusivo, a ese altar casi a ras de tierra formando lo que pudiese pensarse un gran trébol de suerte de 4 hojas, que si un día llenó de luto a la sociedad Dominicana, hoy es recordatorio a todos, empezando por los de casa,  de que debemos ser vigilantes para ¡que nunca más!
Seres excepcionales, cuya sangre vertida abonó la libertad, se aúnan con un brazo central y con el otro, como “Flor de los Vientos”, dan testimonio de vidas ofrendadas, para que la ambición, el despotismo, la sumisión, el abyectismo, hayan sido por siempre erradicados.
 A pocos metros de este ofertorio y alineado con el inmenso laurel está la casa de madera donde vivieron.   Típica de nuestros campos, bella y sencilla, con su dormitorios, sus ropas, sus camas, sus pinturas, sus fotos, para que recordemos que ellas fueron mortales, igual que nosotros, que vivieron, soñaron, se casaron y tuvieron ilusiones y familia, y que les aguardaba un camino de valentía y de espina, un calvario que parece ya estaba predestinado como al laurel.
Es penoso ver que los pueblos, para reaccionar tengan que pasar por momentos de tanta tragedia, de tantos sacrificios.
Doña Dedé, la única hermana con otro destino trascendente, amablemente presente en nuestra visita a esta casa-museo junto a su hijo mayor, promesa invernando, nos mostró aquella vivienda de madera, pequeña y llena de amor, donde ellas tres hicieron su metamorfosis de niñas ricas y bellas de la campiña, a mariposas, que un día emprendieron su vuelo inmortal.

Sin Temor …  Ni Favor…
¿Nunca Más 2…?
 Luis H. Arthur S.
Ayer hablaba del ejemplo de sacrificio de las Hermanas Mirabal, del mensaje que su panteón como Flor de los Vientos pienso que irradia a los cuatros puntos cardinales, para que su martirio, su muerte, en pos de la eliminación de un tirano cruel y despiadado ¡nunca más! vuelva a repetirse, que la democracia efectiva impere como medio justo de encontrar solución armónica a todos los problemas a que el devenir nos enfrenta.
Decía que era como un “recordatorio a todos, empezando por los de casa, de que debemos ser vigilantes para que ¡nunca más!”
Al decirlo quería referirme principalmente a los políticos de la familia: a Minou, hija de dos héroes: Manolo y Minerva, Congresista, y a Jaime David, hijo de doña Dedé, en política el mayor aunque el más chico cronológicamente, quien ocupó la Vice-presidencia en el anterior gobierno del PLD, y que fue puesto a invernar aparentemente para siempre, y que siendo Psiquiatra está en mejores condiciones que la mayoría para interpretar conductas, detectar patologías y predecir desenlaces.
Ambos militan altamente en el PLD.  Y quizás por estar tan arriba, tan cerca, tan metidos, no tienen la perspectiva del que alejado mira y compara, y cree ver deseos marcados de similitudes de ese partido y su líder con el Partido Dominicano y el suyo, a quien se debe la tragedia familiar y la orfandad física, reemplazada por un ideal de vigilancia perpetua y de compromiso.
Leonel internamente acaba con todo opositor. Destruye al que lo adversa y no puede comprar, hace de esa institución no un organismo de esperanza y promoción, sino de sumisión y loas a un predestinado que castra a todos y modifica su esencia.
Que acaba con otros partidos, comprando a sus miembros señeros, minimizándolos, destruyéndoles, para no tener oposición. Hoy lo hace con dinero.
Conculca con ese actuar la democracia, y hace descaradamente lo que quiere, sin miramientos a Constitución, leyes, ética, moral o buen gobierno.
Son presagios tenebrosos de lo que ya vivimos varias veces.   Origen de ese triste  panteón, de mártires coronados con laurel, que envía su mensaje de esperanza, y nos exhorta a no permitir nunca más el culto a la personalidad, el tiranismo, la conculcación de la libertad y el creer en predestinados.

domingo, mayo 18, 2014

MADRE QUISQUEYANA

Sin Temor… Ni Favor…

Madre Quisqueyana
 Luis H. Arthur S.
Como dice Yadira Morel, la información y el conocimiento son el único equipaje que no te pueden requisar ni robar.  Así al tomar el avión para México, traigo amores e inquietudes, deseos y frustraciones, pues las mismas son parte de mi vida, de mí ser.
Como decía aquel anuncio de la joven que se fue a vivir a New York, en el corto plazo , uno se va, pero no se va.
Sigo apenado, decepcionado, con ganas de querer cambiar nuestra realidad, cosa que de deseo no pasa y que me es imposible.
En este momento me voy a referir a la encuesta publicada la semana pasada sobre el panorama político de enfrentamiento en el 16 para Presidente de nuestro paisaje.  Cuando uno lee que Vargas Maldonado no va para parte, que no se va a hacer posible aquel vaticinio que su padre biológico le dijo de que llegaría a ser Presidente de ese país, tal y como él le confesó en vivo a Nuria en un programa de entrevista hace ya varios años.  Si Vargas Maldonado estuviera solo aspirando a la presidencia, pero creo que no, su negocio es otro y multimillonario, y como los demás juega bajo el mismo programa solo que él es el que manda y se los sigue tranzando a todos y así seguirá hasta que salga del poder algún día.  La cuota gubernamental al partido que él maneja a su antojo, pero más los dineros que surgen por el no hacer, por firmar acuerdos increíbles, por prestarse a ciertos arreglos que ayudan a la oposición contra su partido al que debiera de defender, es incentivo millonario suficiente para que esta encuesta se la pase por el triangulo y se ría, y aquí vuelvo a repetir de artículos anteriores: “Dinero contra vergüenza”.
Si bien esto es penoso, aun más lo es que el 42% y el 48% estén dispuestos a votar por los mismos que han depredado y acabado con este país.  Que debieran ser reos.  Que nada nuevo pueden traernos, que ya le conocemos hasta la saciedad.  Es como si nos gustara ser maltratados, torturados, robados e ir de babosos a pedir, a buscar, a rogar que nos vuelvan a martirizar.  ¿Seremos un pueblo de masoquistas?
Nadie piensa en un Dr. Moreno, Ing. Estrella, por hablar solo de dos. 
Ni siquiera aprendemos de Panamá, que siendo muy parecidos a nosotros con menos de la mitad de nuestra población, nos está dejando atrás, en todo: electricidad, banca, navegación, obras y dándonos lecciones de democracia y seriedad.
Al ver estas cosas y meditarlas, de este pesado equipaje del que no puedo deshacerme, me da tanta tristeza que busco como poder olvidarlas, y lo que consigo es recordar una parrafito de una poesía de un boricua aprendida cuando niño: Madre Quisqueyana, yo llevo en el alma algo que me ahoga / desde que he sabido que tu sufres mucho / desde que he sabido que tus hijos lloran. / y yo sufro tanto con tus infortunios que a veces, pensando en tus negras horas / he echado al olvido los 7 dolores / que como serpiente de espinas se enroscan en el cuerpo débil de la madre mía. / De aquella que va camino del Gólgota / cargando el madero de todas sus penas, por entre zarzales y sombras...


domingo, mayo 11, 2014

CEPAS MADRES

Sin Temor… Ni Favor…

Cepas Madres
 Luis H. Arthur S.
“La educación de un niño empieza 100 años antes de que nazca”.  Viejo aforismo que claramente nos dice que el ambiente y costumbres que imperen donde nace una criatura van a ser parte esencial y definitoria de su educación, su criterio como ser humano y su sentido común y comportamiento.  Se estima que ese es el tiempo que esa comunidad requería para ir avanzando en criterios, responsabilidad y todo aquello que hace que la vida en sociedad sea posible y más feliz, pues cada persona conoce su rol, sabe distinguirlo y cumplirlo respetándose y respetando a los demás. 
Hoy posiblemente con la mayor educación y mejor comunicación social este tiempo quizás sea menor, pero es necesario y finito para que ese nuevo ser se pueda ubicar y vivir adecuadamente dentro de una sociedad organizada.
Este comportamiento es normal en organizaciones animales.  En una colmena de abejas, un hormiguero por ejemplo, cada uno de sus miembros cumple su rol con extrema rigidez, aprendido de las generaciones anteriores.
Cuando yo nací existía un régimen de oprobio, dictadura y de no libertad, del que por varios lustros no me percaté ni lo sufrí, y hoy agradezco esa parte buena.  Estábamos saliendo de una sociedad casi tribal donde el derecho natural suplía la falta de leyes y orden y digan lo que digan, fuimos adquiriendo disciplina, responsabilidad y cada uno se adaptaba y cumplía el papel asignado o escogido y lo cumplía a cabalidad, aparte de amiguismo y compadrazgo.  Teníamos total seguridad, nadie nos molestaba, raptaba, violaba o molestaba.  A la policía la respetábamos y eran nuestra garantía de niños.
Cuando cada elemento de una sociedad o de un maquinaria mecánica, eléctrica o electrónica cumple con su propósito, como lo hacen los órganos del cuerpo, el resultado es armonioso, lógico, claro y efectivo.
Hoy todos simulamos.  Nuestra conciencia del deber se ha evaporado tras 50 años de anarquía, demagogia y relajo.  Ya solo queda una inmensa ambición y la conciencia de que la sociedad es para que la exprimas, engañes, maltrates y esclavices, y la libertad es libertinaje.
Los matones y el sicariato que empezaron siendo atributo casi exclusivo de las autoridades, han rebasado todo límite.  Ya ni guardias, policías ni generales son respetados, la vida es el don que nos regala cada día algún perdona vidas que quiere lo nuestro o al que le dieron unos pesos para que nos elimine.
La policía y los cuerpos de seguridad no solo están llenos de ellos, sino que los entrenan y premian su maldad y eficiencia (aun se busca la “Soga”), y ahora ellos han comenzado a actuar por su cuenta.  Cada día hay muchos muertos que no se investigan, que los matadores dicen que fue por intercambio de disparos, y si acaso alguno se investiga son ellos mismos que se barren desde dentro.  El tercer poder del gobierno, ese que se llama justicia, en la mayoría de los casos no cumple su papel.  Las altas cortes fueron diseñadas para protección de políticos corruptos.  El legislativo menos, está ocupado con sus barrilitos, frijoles con dulce, regalos para las madres, etc.  El gobierno tampoco.  Siendo la rama ejecutiva, no se inmuta, ya está acostumbrado como todos nosotros y marcando el paso en la deformación de mentes, salvo para proteger y amparar a los que han depredado este país, dando el ejemplo negativo para todo habitante de esta nación, que sabe que si actúa según dicen las leyes y la constitución puede convertirse en un problema y luego de muerto hasta recibir martillazos en su ataúd, para que no lo desentierren y lo tiren al suelo como vil perro muerto para robarle el féretro.
Ante este panorama del que solo he dado algunas tristes pinceladas, como vamos a afrontar el futuro, de donde saldrán la cepa madre para algún día empezar de nuevo por el camino correcto.